De viaje por el mundo.

IJ00606301

Una de las cosas que más me llama la atención en niños y no tan niños es el desconocimiento en lo que a geografía se refiere. Y no solo ignoran dónde se ubica una ciudad o un país, sino que basan sus conocimientos sobre otras culturas en estereotipos. Por eso os traigo hoy un título que me parece de lo más interesante y completo.

De viaje por el mundo nos introduce en cada uno de los 22 países seleccionados a través de un cuento. En el margen de la izquierda encontramos los datos del país (su capital, la moneda, habitantes, superficie e idioma oficial). Editado en tapa dura, escrito por Pablo Aranda e ilustrado por Ximena Maier, en cada historia nos habla del origen o de alguna personalidad destacada en el país de que se trate, y posteriormente nos muestra las curiosidades del mismo. Así por ejemplo, en Italia nos cuentan la historia de Rómulo y Remo, y a continuación conoceremos las curiosidades propias del país. En España, los niños conocerán a Cervantes y sabrán, entre otras muchas cosas, qué ciudad es la más antigua de nuestro país (e incluso de las más antiguas del mundo).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Como podréis imaginar y apreciar en las fotos, es una especie de atlas en el que, con la compañía de una niña, un niño y un perro, los niños viajarán por los países pertenecientes a los cinco contientes. Al final del libro viene un pasaporte para personalizar y escribir los países visitados. Una recomendación de lo más didáctica, curiosa y entretenida que podremos ampliar para trabajar con los niños dependiendo de la edad. Por ejemplo, en el caso de Italia, yo he empleado esta ficha sobre las maravillas de la antigua Roma, y para más mayores un crucigrama sobre civilizaciones de Oriente y del Mediterráneo, cuya solución también os dejo aquí. Hay multitud de recursos en la red para completar el disfrute de este título.

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado.

Anuncios

Jane, el zorro y yo.

_janeelzorroyyoportada_9f25f3fd

El acoso escolar no entiende de lógica ni motivos. Es algo que sucede de buenas a primeras. De un día para otro. A cualquiera. Hélène es una niña que, de la noche a la mañana, empieza a sufrir el acoso de las que hasta ese momento eran sus amigas del colegio.

A nuestra protagonista se le empieza a  hacer cuesta arriba ir al colegio y encontrar pintadas sobre ella en el baño, así como aguantar  a su paso los cuchicheos y risotadas de sus compañeras. Al llegar a casa guarda silencio y no cuenta nada de lo que ocurre, pues vive  con sus dos hermanos y su madre, una luchadora incansable capaz de pasarse toda la noche cosiendo para que su hija adolescente tenga un vestido de moda que, de otra forma, no podría tener. Hélène opta por refugiarse en los libros, concretamente en  un clásico: “Jane Eyre”.

Un día recibe en el cole la noticia de que van a asistir a un campamento de inmersión en inglés, donde harán deporte, se bañarán en un lago etc. A nuestra protagonista se le viene el mundo a los pies con solo pensar pasar unos días fuera de casa y con esas compañeras que le hacen la vida imposible, no espera ni por asomo que ese campamento suponga un cambio en su vida…

Me ha encantado la forma que tiene esta novela gráfica de abordar el problema del acoso. Casi no tiene texto, y es que hay situaciones en las que una imagen vale más que mil palabras. Las ilustraciones se combinan entre la escala de grises y el color empleado para distinguir la historia central de la de Jane Eyre.  Entre ambas se establecen unos paralelismos muy acertados.

Por otra parte, recrea de forma muy acertada y real, la pérdida de autoestima que sufren las víctimas del acoso, para las que puede llegar a ser una pesadilla el simple hecho de ir a comprarse un bañador.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Llegados a este punto, algunos os preguntaréis qué pinta en todo esto un zorro. Pues resulta que aparece en el campamento, acercándose a nuestra protagonista. Este encuentro exento de prejuicios, y alguno más, hará que Hélène aprenda a relativizar e ignorar aquello que le duele (aunque no deje de pasar y haya que acabar con ello). Pero para conocer los detalles tendréis que leer el libro. Un libro (de pinceladas autobiográficas) que sin duda aconsejo.

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado.

 

Perrock Holmes.

EGT37513

Perrock Holmes es una saga que viene pegando fuerte, así que la curiosidad hizo que me acercara a la primera entrega: “Dos detectives y medio”.

Escrito por Isaac Palmiola e ilustrado por Nuria Aparicio, el libro está protagonizado por dos niños: Diego, genio de la informática y de la tecnología, medio hermano de Julia, devoradora de libros de misterio, una niña que siempre dice lo que piensa sin cortarse un pelo.

Todo comienza con una mudanza. El padre de Julia se ha enamorado de la madre de Diego y se van a vivir juntos. Los niños no se soportan y se verán sometidos a la dura prueba de compartir habitación. Sus padres quieren hacerles ver que tienen más en común de lo que piensan, y para hacerles más llevadera la situación, les regalan un perrito. Ambos se quedan atónitos al descubrir que puede hablar, y es que Perrock Holmes no es un perro cualquiera: es capaz de comunicarse con sus amos y detectar sentimientos humanos. Además, ¡es todo un experto investigador!

Pero la alegría dura poco, ya que cuando nuestros protagonistas sacan a pasear a Perrock, alguien lo secuestrará. Cuando acuden a la policía a denunciar la desaparición, no les hacen caso. ¿Qué pueden hacer?¿Quién se lo ha llevado? ¿Podrán recuperarlo?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tras leer este libro me ha quedado claro el porqué de su éxito. Tiene un ritmo ágil, la tipología de la letra es grande, intercalada con las divertidas ilustraciones. Cuenta con unos protagonistas con cuya situación familar se pueden identificar muchos. Además, Perrock es todo un personaje y la historia está llena de misterio, humor e ironía. Todo un acierto.

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado.

 

Érase una vez…5 consejos para que los niños lean.

cloud-book-man-woman-bear

Se acerca el Día del libro, una buena oportunidad para celebrarlo también con los niños y llevarlos a la librería. Con las nuevas tecnologías y el uso cada vez mayor de dispositivos electrónicos, es todo un reto que un niño lea por iniciativa propia. Despertar el interés por la lectura es como sembrar una semilla que, os aseguro, dará maravillosos frutos.

La lectoescritura, como norma general, comienza a los seis años, pero antes podemos encontrar a nuestra disposición numerosas herramientas y cuentos para primeros lectores. Mediante libros desplegables, con solapas, ilustraciones, sonidos,  colores y demás, se consigue familiarizar a los más pequeños con el libro, sin obviar el tradicional momento de contarles un cuento cuando ellos todavía no pueden leerlo.

Os dejo cinco consejos que considero muy útiles a la hora de animar a la lectura a los niños:

1. Crear hábitos. Es importante predicar con el ejemplo, que los niños nos vean libros en la casa, que nos vean leer, aunque sea una revista, el periódico o un suplemento cultural. Crearles una pequeña biblioteca (en la medida de nuestras posibilidades), que los libros formen parte de su día a día, que formen parte de su escenario cotidiano. Leerles un cuento de vez en cuando, como comentaba antes, cuando ellos todavía no sepan hacerlo.

23550126_1408830329216062_7595302883138918114_o

2. Visitar librerías y bibliotecas. Plantearlo como actividad de ocio, de disfrute del tiempo libre, asistir a cuentacuentos; permitir que escojan la lectura, que se impliquen. Cada uno tiene sus gustos y es posible que tarden en encontrar lo que les gusta, lo que hace que quieran repetir. Puede que disfruten con aventuras o puede que prefieran sencillas y cotidianas historias donde se identifiquen con el protagonista o algún personaje.

De igual forma, si tienes que hacer un regalo a un pequeño  y tienes claro que va a ser un libro, deja que el niño opine o decida qué título regalar.

3. Jugar a la literatura. Hacer de la lectura una actividad divertida y estimulante que no se acaba en la última página del cuento que se lee. Son muchas las actividades que pueden realizarse tras la lectura: hacer alguna manualidad (separadores, dibujos, ficha del libro, collage, hablar sobre lo leído, jugar a finales alternativos, incluso hacer alguna receta según los casos). Son infinitas las posibilidades que encontramos en internet al respecto.

Captura

4. Diversificar las lecturas. No nos limitemos a los libros o cuentos en sentido estricto, hay también un mundo por descubrir en los cómics (estos suelen ser apuesta segura para despertar el interés por la lectura), en los de toda la vida, en los nuevos, en los que trasladan al papel los dibujos animados que suelen ver. Y quien dice cómic, dice poesía. Hay poemas infantiles muy divertidos. Leerlos juntos, jugar a hacer rimas o crear sus propios poemas son opciones muy divertidas, además de estimular la creatividad y la imaginación.

5167362235_ec7b33c427_b

5. Adaptarnos a las nuevas tecnologías. Hay multitud de aplicaciones para el móvil donde encontrar cuentos interactivos y otros recursos similares. En este enlace encontraréis una selección de las mejores apps al respecto,  y otra web que recomiendo sin dudar es Educaplanet, con multitud de herramientas para niños de infantil y primaria.

Por otro lado, no olvidemos que muchas de las historias que conocen los niños lo hacen a través del cine, una oportunidad muy buena también para mostrarles el cuento original que fue llevado a la gran pantalla. Hace poco Disney España ha llegado a un acuerdo con nuestro Ministerio de Cultura para colaborar y recordar que los libros son también su fuente de inspiración, y para ello han puesto en circulación el vídeo que os muestro ( “La magia de la lectura”).

Espero que estos consejos os resulten de utilidad…Y colorín colorado, está entrada se ha terminado.

 

 

44 Escritores de la literatura universal.

9788416964406_L38_04_x

Si hace poco os hablaba de los cuentos de buenas noches para niñas rebeldes, hoy os hablo de otra compilación muy recomendable, mixta en lo que a género se refiere y orientada a los adolescentes.

El periodista y escritor Jesús Marchamalo empezó a publicar en el suplemento cultural del diario ABC sus artículos de “Bibliotecas de autor”, visitando para ello las bibliotecas de algunos escritores a los que más admiraba. Tiene varios títulos muy interesantes donde se compilan esas visitas, por lo que cuando supe de la existencia de este volumen sobre la vida de los autores supe que tenía que leerlo.

“44 escritores de la literatura universal” es una especie de guía o catálogo que nos lleva a recorrer la literatura universal a través de figuras como Virginia Woolf, Marguerite Yourcenar, Mark Twain, Pessoa, Hemingway, Duras etc.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cada escritor dispone de una página donde se hace un resumen de su vida y se acompaña de las caricaturas de Damián Flores. Así, conoceremos las peculiaridades, anécdotas y manías de cada uno, como que Hemingway escribía de pie en un pupitre hecho a su medida o que se enviaba regalo de cumpleaños a él mismo, recibiéndolos con gesto de sorpresa. Sabremos lo que Duras disfrutaba de los chistes, o la pasión de Clarice Lispector por el mar. Alexandre Dumas escribía en hojas de colores, para no hacerse un lío:  novelas en azul,  rosa para los artículos, y en papel amarillo los poemas…

Al final, en una especie de apéndice encontraremos las biografías resumidas, incluyendo ya las obras más importantes de cada uno. Un libro lleno de curiosidades idóneo para que los jóvenes se adentren en la vida de estos autores. Este libro es continuación de otro anterior: “39 escritores y medio”, dedicado a autores españoles y latinoamericanos. Ambos muy recomendables.

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado.

Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes.

portada_cuentos-de-buenas-noches-para-ninas-rebeldes_elena-favilli_201706011239

Es una tendencia muy actual resaltar y recordar el importante papel que desempeñaron muchas mujeres en la historia y que han sido ignoradas o relegadas a menudo a un segundo plano. Esta moda (necesaria) se encuentra al alcance de los más pequeños a través de diversas colecciones muy didácticas y elaboradas. De algunas ya os he hablado aquí, y de otras no tardaré en hacerlo.

Hoy os traigo una preciosa compilación de cuentos para “niñas rebeldes”, aunque yo creo que es igualmente válida para chicos. Se trata de 100 biografías resumidas página a página, acompañadas por una bonita ilustración cada una de ellas. Las biografías, como podréis imaginar, vienen muy resumidas, ofrecen las pinceladas más importantes de las mujeres de las que tratan, de una forma sencilla para que resulte una lectura atractiva a los jóvenes y para darle forma de cuento y leérselo a los más pequeños.

Entre las cien historias hay mujeres de sobra conocidas (Frida, María Callas, Jane Goodall, Evita Perón,  etcétera) y otras no tanto: Coy Mathis, Jessica Watson, Melba Liston y muchas más. Todas tienen en común el haber hecho caso omiso de los obstáculos, impedimentos y tropiezos que encontraron en el camino que querían seguir, muchos de ellos vinculados a su condición de mujer. Al final del libro encontraremos un par de páginas esperando a que pongamos quienes somos junto a nuestro autorretrato, sumándonos así al resto de las biografías.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Todas y cada una de las historias resultan inspiradoras y suponen un chute de energía y autoestima, empezando por la propia historia de las autoras, Elena Favilli y Francesca Cavallo, que lograron sacar el libro adelante mediante una campaña de crowdfunding.

Mi única pega es que no hay ni una española en esta selección de niñas rebeldes, pero bueno, esta semana ha llegado a las librerías un segundo volumen. A ver si esta vez hay suerte.

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado.

 

En busca de los elefantes.

23000248_1777540955620566_648629439597514273_o

Guadalupe Eichelbaum es una escritora argentina afincada en Málaga cuyos libros me han sido recomendados en alguna ocasión por personas que no se conocen entre sí, por lo que sabía que tarde o temprano probaría a leerla. Su última publicación, “En busca de los elefantes”, tiene en la portada un galgo, y fue ese pequeño detalle lo que me hizo decirdirme por este título.

Arturo es un niño entrando en la adolescencia que tiene un accidente de tráfico al ir en moto con su hermana Carlota. Estando en el hospital, observa a su familia triste y desesperada y descubre con pavor que ni pueden verle ni oírle: está muerto.

Pero nuestro protagonista no está solo. Tendrá como compañía a un perro, Toby, el galgo que tenía su familia y que falleció hace mucho; también contará con la compañía de una hormiga a la que aplastó cuando era un niño chico, y un pez al que mató sin querer en un estanque también en su infancia. En esta nueva situación, los animales se pueden comunicar con él sin problemas. ¿Qué está pasando? ¿Qué sentido tiene que esos animales se conviertan en lo más parecido que vaya a tener a una familia?

Arturo descubrirá que ser una especie de fantasma no es como lo cuentan las series o películas y, pasado el desconcierto y shock inicial, emprenderá una nueva vida cargada de aventuras capitaneando esta singular pandilla. En una de ellas, conocerá a Elisa, una niña que tiene el don de ver a las personas fallecidas. Ella jugará un papel fundamental en la “vida” del resto de los personajes.

Con un estilo muy sencillo, la autora nos introduce en un cuento muy ameno sobre la amistad y la lealtad, enseñándonos que el camino también hay que disfrutarlo, porque a veces es incluso  más importante que el destino. Nuestra pandilla protagonizará varias aventuras y Arturo contemplará, no sin cierta añoranza, cómo la vida sigue adelante para los que siguen vivos. Un libro, en definitiva, muy entretenido.

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado.