Una mariposa sobre un sombrero.

 

0046-mariposa

Nos encontramos con un cuento francamente divertido de cara a las vacaciones que tendrán los pequeños a partir de mañana. “Una mariposa sobre un sombrero” cuenta el trepidante viaje de una mariposa desde que deja de ser oruga. Recorrerá tierra, mar y aire, y su camino estaré lleno de peligros y aventuras.

Escrito e ilustrado por Bruno Gibert,  acompañaremos a lo largo de sus 48 páginas a su protagonista, una bonita mariposa que se posa en el sombrero de una mujer. Es entonces cuando un señor que va por la calle, fabricante de sombreros, ve el de la mujer y le ofrece cambiárselo por su reloj de oro. La mujer acepta y el hombre se lleva tan preciado objeto para enseñarlo a sus trabajadores y que hagan otros sombreros iguales; pero cuando llega a la fábrica la mariposa echa a volar…

2017-06-21 10.16.25

En cada frase del libro se sustituye una palabra por un dibujo, con lo que se cumplen dos finalidades muy interesantes para fomentar la lectura entre los más pequeños: por un lado, se despierta el interés por el libro como objeto, y por otro, se aprende y se trabaja el vocabulario (al final del cuento encontraremos las palabras sustituidas).

20170605_161923

Al trabajarlo con los pequeños en clase, disfrutaron mucho con el cuento, haciendo posteriormente sus propias mariposas.

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado.

 

El hombre de la flor.

“Mi abuelo siempre decía que todo el mundo tiene una gran historia…Solo hay que pararse a averiguar cuál es”.

Screenshot_2017-05-31-22-52-46-1

Si la semana pasada os comentaba que a veces no son necesarias las palabras para emocionarse con una historia, hoy reitero la misma idea y os traigo un maravilloso cuento sin palabras ilustrado por Mark Ludy.

En esta ocasión nuestro protagonista es un simpático señor apodado “El hombre de la flor”, que llega a una ciudad gris. Conforme se instala y va conociendo a los vecinos, va transmitiendo su color, y con él su optimismo, su pasión por su jardín, por las cosas sencillas, por la vida…

Detrás de cada ventana se esconde una historia que descubriremos al pasar las páginas. Así, conoceremos al artista en crisis, al hombre de la ducha, a la chica despechada, al chico melancólico etc.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este cuento, editado en tapa dura y de tan solo 28 páginas, es muy completo y ofrece distintas posibilidades. Además de la bonita historia y el mensaje que encierra, es muy entretenido por la multitud de personajes e historias que contiene, fomentando la atención sobre cuento por la multitud de detalles que hay en cada página, así como sobre el libro como objeto. Además, uno de los personajes es un pequeño ratón, Rudi, que hay que localizar en cada página, estimulando así la concentración y la agudeza visual.

Muy recomendable, para todas las edades (por supuesto, también para adultos), porque la belleza a menudo se esconde en lo sencillo.

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado.

Hija única.

Una niña perdida…

Un misterioso ciervo…

Un mundo mágico y extraño…

Una huida a través de la imaginación…

bf73bf_377b8d97fad34afabb592914f877d021-mv2

Dicen que una imagen vale más que mil palabras y este título que os traigo hoy es un claro ejemplo. A veces no son necesarios extensos párrafos para contarnos una historia; bastan unos dibujos, no solo para relatarnos algo, sino para llegar a nuestro corazón.

“Hija única” anda a caballo entre el cuento y la novela gráfica. Aunque la historia que cuenta pertenece al género fantástico, la autora, Guojing, en una nota al principio nos aclara que está inspirada en hechos reales y que refleja los sentimientos de aislamiento y soledad que experimentó al crecer en la China de los 80, estando activa la política del hijo único.

El libro, editado por Pastel de luna en tapa dura y con una edición muy cuidada, muestra la historia de una niña que se encuentra sola en casa al estar sus padres trabajando. Se pone a jugar y hacer diferentes actividades para distraerse, hasta que finalmente se aburre. Decide entonces ir a casa de su abuela y hacerle una visita, pero se queda dormida en el trayecto del autobús, se pasa la parada y se pierde en un bosque. Allí se encontrará con un ciervo, que la transportará a un mundo mágico, pero alejada de su familia. ¿ Encontrará el camino de vuelta?

bf73bf_e80698c1e4fc41d09dde97532938b2bf-mv2

Sin necesitad de texto alguno, con unas sencillas ilustraciones a carboncillo, vamos siguiendo a la pequeña protagonista a través de las páginas y compartimos sus aventuras en compañía del misterioso ciervo, su nuevo amigo. Con él no se siente sola y vive nuevas experiencias, aunque no deja de echar de menos a su familia, debiendo tomar finalmente una decisión al respecto.

Estamos ante un cuento maravilloso que ha sido premiado como mejor libro ilustrado de 2015 por el New York Times. Sencillo, tierno y emocionante. Confieso que se me escaparon algunas lágrimas en algún momento. Imprescindible porque, como dice la propia autora, es muy fácil perderse, pero si se busca con tenacidad, siempre es posible encontrar algo que te lleve de vuelta a casa.

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado.

 

Moby Dick.

9788408152187

Creo que no hace falta a estas alturas presentar los libros de Geronimo Stilton. Es difícil encontrar un niño que no haya asomado alguna vez a las páginas de cualquiera de sus historias. No hay más que echar un vistazo a las estanterías de cualquier biblioteca o librería para que la multitud de títulos que hay disponibles sobre este simpático ratón o su hermana Tea. Sus aventuras, el cambio de fuente o de colores (incluso olores, según los casos) en sus textos hace que, junto a sus ilustraciones, sean libros muy atractivos para los niños. Sin embargo, creo que son lecturas de las que no conviene abusar, después explicaré el porqué.

De las diversas colecciones que podemos encontrar en el universo Stilton, traigo un título perteneciente a la que me parece más interesante: “Grandes historias”, consistente en la adaptación de los grandes clásicos de la literatura como el de hoy,  Moby Dick.

El joven  Ismael está enamorado del mar, para él es como una medicina que le calma y consuela en los malos momentos. Siempre anda buscando barcos en los que viajar (al principio como grumete y posteriormente como marinero). Al conocer la leyenda de la ballena blanca se siente fascinado por ella, así que decide buscar un ballenero donde embarcarse para comprobar si es cierto lo que se cuenta.

A la espera de encontrar su oportunidad, se aloja en una posada, donde conocerá a un gran compañero y amigo, un arponero llamado Queequeg. Ambos embarcarán en el “Pequod”, dirigido por el capitán Ahab, un capitán con una pata de palo, pues perdió una pierna en un ataque de Moby Dick. Nuestro protagonista descubrirá que el capitán no quiere dar caza a cualquier ballena. Tan solo quiere vengarse de una en concreto…

Estamos ante una lectura entretenida e interesante a la hora de acercar a los niños a los clásicos. Es una adaptación libre y didáctica, con explicaciones, por ejemplo,  sobre cómo son las ballenas. La historia transmite varios mensajes: la inutilidad de la venganza, la importancia de la cooperación y el trabajo en equipo, el respeto a la diversidad (la tripulación está formada por personajes de diferentes nacionalidades y culturas), el respeto a la naturaleza y a los animales, que no hacen otra cosa que luchar por su libertad y su vida, etc.

Sin embargo, comentaba al principio que, en mi humilde opinión, los niños no deberían abusar de este tipo de lecturas, porque se corre el riesgo de habituarse a unos libros llenos de ilustraciones con textos grandes, llamativos, y con historias y adaptaciones muy sencillas, divertidas y fáciles de leer, acomodándose a ellas y dejando de lado otras historias con más enjundia y riqueza literaria para las que están sobradamente preparados. Por poner un simple ejemplo (real): hay niños con 12 años que no leen otra cosa que libros de Stilton, cuando en otros tiempos, o en otros casos, niños con la misma edad han leído “Las aventuras de Tom Sawyer” u otros clásicos sin adaptar, o se han atrevido con otras historias (con el diario de Anne Frank, por citar alguno). En definitiva,  estamos ante libros recomendables, sí, pero sin dejar de lado el resto de opciones.

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado.

Madre solo hay una y aquí están todas.

“Ellas son quienes velan nuestros sueños. Ellas son quienes recuerdan que nos gustan las mandarinas y odiamos el color marrón. Ellas son las que discretamente o a voz en grito nos han enseñado lo bueno y lo malo, lo bonito y lo feo, lo correcto y lo incorrecto. Ellas son, sin duda, quienes nos han ayudado a modelar la persona que ahora somos.”

9788448836573

Se acerca el Día de la madre y, aunque hay muchas opciones literariamente hablando, tenía claro la que iba a traer a este blog. Se trata de “Madre no hay más que una y aquí están todas.”

Creo que he confesado ya que tengo debilidad por la autora e ilustradora Raquel Díaz Reguera. Su creatividad, la originalidad de sus historias y sus preciosas ilustraciones hacen que sea de mis favoritas.

En esta ocasión nos presenta un simpático catálogo de madres, y como ninguna se puede etiquetar en una sola categoría,  aquí encontraremos muchas y muy representativas. Así, conoceremos a la madre chillona y la clasificación sus gritos según la gravedad del asunto; madre creativa, madre deportista, madre paciencia, madre sargento o la madre domadora de penas, etc.

640x3501429778186-diadelamadre-port.jpg

Además, el libro, editado en una preciosa y cuidada edición en tapa dura, recoge un catálogo de los mejores inventos de la madre, una genealogía de abuelas-madres y sus posibles combinaciones genéticas.

Como digo, la inventiva de esta autora no tiene límites, los textos, que están en perfecto equilibrio con las ilustraciones, dan buena muestra de ello. Una apuesta segura, y más ahora que se acerca este primer domingo de mayo aunque, por supuesto, es un regalo ideal para cualquier día del año, porque las madres bien merecen este simpático homenaje.

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado.

El cazo de Lorenzo.

lortenzo

Lorenzo siempre arrastra un cazo detrás de él. Un día se le cayó encima y no se sabe muy bien el porqué. Desde entonces, Lorenzo ya nos es del todo como los demás: necesita mucho cariño, a veces es casi molesto. Es muy sensible, y tiene un montón de cualidades. Le gusta escuchar música y tiene un gran sentido artístico, pero a menudo las personas solo ven ese cazo que arrastra por todas partes, un cazo que le complica la vida, y que le impide avanzar…hasta que se encuentra con una persona extraordinaria que le enseñará una importante lección de superación…

“El cazo de Lorenzo” es un cuento maravilloso. De una forma muy sencilla e ilustrativa, y mediante una simple metáfora, pone de manifiesto las dificultades por las que tiene que atravesar un niño de diversidad funcional. Lorenzo tiene muchas cualidades, pero lo que salta a la vista, lo que los demás ven en él cuando lo miran es el cazo, un cazo que le complica la vida y que conlleva hacer un doble esfuerzo para hacer lo que hacen los demás. Lorenzo siente frustración, se enfada, incluso pega… tiene reacciones que tampoco se entienden.

Afortunadamente, en la vida de Lorenzo (y de otros niños como él), se cruzan personas extraordinarias (padres, maestros, monitores, terapeutas…), que le enseñan a expresar sus miedos, a saber  cuáles son sus puntos fuertes, a seguir llevando su cazo, pero de una forma diferente que le permita jugar con los demás y mostrar todo lo bueno que hay en él. Es entonces cuando los demás aprenden a ver sus cualidades, aunque él sigue siendo el mismo de siempre.

Es un cuento perfecto para concienciar a niños (y no tan niños) sobre la diversidad funcional de otros compañeros. Es ideal para llevar a cabo diversas actividades, dinámicas de grupo y talleres de sensibilización en las aulas. Además, cuenta con una versión en vídeo-cuento muy recomendable.

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado.

La Bella y la Bestia.

“Todos los días, la Bella descubría nuevas bondades en aquel monstruo; la costumbre de verlo la habituó a su fealdad; y, lejos de temer el momento de su visita, con frecuencia consultaba el reloj para ver si eran ya las nueve, pues la Bestia nunca dejaba de aparecer a esa hora. Solo una cosa apenaba a la Bella, que el monstruo antes de acostarse siempre le preguntaba si quería ser su esposa y parecía atravesado por el dolor cuando ella le respondía que no.”

bb

Hay quien piensa que la forma clásica de comenzar cuentos “Érase una vez” está manida. Sin embargo, me encanta encontrármela y hacer uso de ella. Es una expresión que abre paso a lo que está por venir y que desconocemos, lo cual, desde mi punto de vista, tiene mucho encanto y misterio.

Érase una vez una maravillosa edición de la editorial “Libros del Zorro Rojo” de este clásico, en la versión abreviada de la aristócrata Leprince de Beamount e ilustrada maravillosamente por Nicole Claveloux.

imagen-15

Como ya conocéis la mayoría, Bella es bondadosa y carismática hija de un rico comerciante que pierde toda su fortuna. Tiene cinco hermanos, destacando las dos niñas, egoístas y envidiosas que tratan de complicarle la vida a su hermana. A la vuelta de un viaje que hace el padre de Bella, se adentra en un bosque y se pierde, encontrando el castillo de la Bestia. Allí, “abusa” de su confianza al tomarse la libertad de coger una rosa para su hija Bella. Como castigo, debe morir, salvo que una de sus hijas quiera sustituirlo voluntariamente en ese fatal desenlace.

imagen-17

Bella será quien se sacrifique y, por sorpresa para ella, con el tiempo irá conociendo a la Bestia; su situación dejará de ser un martirio, porque se dará cuenta de que detrás de tan aterradora presencia se encuentra un corazón lleno de bondad.

Un cuento atemporal que habla de valor, materialismo, bondad, amistad y amor. Una edición muy cuidada adecuada tanto para el público infantil como para el adulto. Muy recomendable.

      “Aunque llore, las lágrimas no me devolverán mis bienes;

hay que intentar ser feliz sin fortuna.”

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado.