Si…

“Si puedes soñar-y no hacer de los sueños tu maestro;
Si puedes pensar-y no hacer de los pensamientos tu objetivo;
Si puedes encontrarte con el triunfo y el desastre
y tratar a esos dos impostores exactamente igual,
Si puedes soportar oír la verdad que has dicho
retorcida por malvados para hacer una trampa para tontos,
O ver rotas las cosas que has puesto en tu vida
y agacharte y reconstruirlas con herramientas desgastadas…”

SI_cubierta_cmyk + uvi.indd

«Si…» es un poema escrito en 1895 por el Premio Nobel británico Rudyard Kipling (autor de El libro de la selva). Es una especie de testamento poético que le deja a su hijo, una hermosa y conmovedora forma de indicar el camino a seguir en la vida. El poema es considerado como un ejemplo de estoicismo victoriano. Ha sido versionado en numerosas ocasiones. En esta edición de Picarona, el texto se basa en la versión italiana del escritor Tiziano Scarpa y se acompaña de las ilustraciones de Alessandro Sanna. El resultado es una maravillosa edición en tapa dura para deleitarse en cada uno de sus versos e ilustraciones.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

No, hoy no os traigo un cuento al uso, os traigo un mensaje de vida de un padre a un hijo, un mensaje que trasladar a los niños y jóvenes con nuestra ayuda a la hora de interpretarlo (por eso, no lo recomiendo para todas las edades).

Como anécdota, comentar que el poema completo fue leído por Roger Federer y Rafael Nadal para un vídeo promocional de la final masculina de Wimbledon de 2008. Maravilloso e inspirador, y ahora en una edición preciosa.

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado, y yo me tomo unos días de descanso. Nos leemos a la vuelta. Gracias y Feliz Navidad.

Anuncios

El libro puzle de Pinocho.

0003_Pinocho_puzle

Hoy os traigo otras de mis recomendaciones para estas navidades. Tengo debilidad por Pinocho, ese simpático e inolvidable muñeco de madera que quiere ser de verdad, así que en cuanto descubrí esta adaptación del clásico supe que tenía que tenerla. Se trata de un “libro puzle” de gran tamaño (33 x 23,6 cm), de 12 páginas en tapa dura.

El libro contiene la adaptación de la historia, y en cada página se acompaña de unas ilustraciones preciosas en forma de puzle, pero no solo eso…cuando quitamos las piezas para jugar con él y formarlo, veremos debajo la ilustración en blanco y negro para colorear, tal y como os muestro en las fotos:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La propuesta y el formato no pueden parecerme más bonitos y acertados, porque el resultado es un cuento visualmente muy atractivo, haciendo que la lectura se complemente de una forma lúdica. Va a ser uno de mis regalos estrella en esta Navidad. Existen varios títulos en la colección, como Alicia en el País de las Maravillas o las Fábulas de Esopo. Lo dicho, una maravilla.

Y colorín colorado, esta entrada se ha acabado.

Esta es Anita.

9788417059835

Qué irresistibles esas sencillas historias con bonitos dibujos que rinden homenaje a los libros, ¿verdad? Pues hoy os traigo otra joyita que tampoco dudo en recomendar para estas navidades. “Esta es Anita” es un precioso cuento de Sara O’Leary ilustrado por Julie Morstad.

Lo primero que llama la atención es la edición: tapa dura con una bonita cubierta y una faja ancha (que dan ganas de convertir en postal) donde ya conocemos a la que va a ser nuestra protagonista, Ana. Comenzamos a leer. Nos adentramos en su dormitorio. Aparentemente está dentro de una caja, jugando, pero no, está en un barco gigante atravesando el mar…

Pronto descubrimos que para nuestra protagonista un día perfecto es un día rodeada de amigos y que algunos viven cerca de ella, pero otros… están en las páginas de los libros. Anita es una niña soñadora que vive con intensidad las historias que lee, y así la acompañaremos a vivir debajo del mar, a ver cómo se cría entre lobos o cómo toma el té en el País de las Maravillas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Porque es posible inventar barcos con cajas de cartón y castillos con almohadas. Porque hay muchas historias en las que perderse. Porque hay “tantas cosas que hacer…y vivir…y ser”. A Anita le encanta hacer uso de su imaginación y viajar con ella, y esa imaginación se alimenta de los libros, ¿no es maravilloso? Lo dicho, una joya que trae, además, un antifaz como el de Anita para recortarlo y hacerlo.

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado.

Lejos, lejos de casa.

Lejoscover

Me encantan los cuentos que “normalizan” las emociones. Es cierto que ahora son tendencia y hay muchos títulos al respecto, pero me gusta que los niños aprendan mediante bonitas historias que no hay que ser feliz las veinticuatro horas del día, que no pasa nada y es lo más normal del mundo sentirse triste, frustrado o furioso de vez en cuando. Este es uno de esos cuentos.

En Lejos, lejos de casa, conocemos a una simpática niña pelirroja que comparte con nosotros su estado de ánimo. A veces se siente triste y sola, otras sonríe de oreja a oreja y es muy feliz, otras veces lo siente todo a la vez, en un mismo día. Tiene días buenos y malos, tranquilos y agitados, como la vida misma.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mediante ilustraciones estilo vintage y llenas de color de Sang Miao, acompañamos a la pequeña protagonista, que nos enseñará cómo gestiona los días horribles y estresantes,  cuando sus padres discuten o cuando su hermano pequeño no deja de llorar, y es que tiene un refugio al que acudir: el bosque salvaje de su imaginación. Allí escucha cómo crujen los árboles y cómo el viento consigue que hablen. La grandeza de la naturaleza le sonríe, y ella recupera la paz y está preparada para volver a la realidad…

Un cuento muy poético (textos de Rachel Woodworth), didáctico y acertado, que nos muestra que todos tenemos un lugar al que acudir para recuperar la paz. Las emociones pueden ser muchas, de todo tipo, basta con saber gestionarlas.

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado.

¿A qué sabe la luna?

“Hacía mucho tiempo que los animales deseaban averiguar a qué sabía la luna. ¿Sería dulce o salada? Tan solo querían probar un pedacito. Por las noches, miraban ansiosos hacia el cielo. Se estiraban e intentaban cogerla, alargando el cuello, las piernas y los brazos. Pero todo fue en vano, y ni el animal más grande pudo alcanzarla.

Un buen día, la pequeña tortuga decidió subir la montaña más alta para poder tocar la luna”.

A-que-sabe-la-luna

El cuento que os traigo hoy no supone ningún descubrimiento. Se editó en 1999, pero hace unos años resurgió, por así decirlo, siendo todo un éxito entre los niños y convirtiéndose en todo un clásico. Pertenece a la colección “Libros para soñar” de la editorial Kalandraka.

A qué sabe la luna cuenta la historia de unos animales que querían averiguar a qué sabía la luna. Un día, una pequeña tortuga decidió subir a la montaña más alta para poder tocarla. Desde allí, en lo alto, parecía más cercana, pero no había forma. Entonces llamó a un elefante para que la ayudase a subir un poco más. Al ver el elefante que tampoco es suficiente, llama a la jirafa, la jirafa a la cebra, pero nada, la luna tiene ganas de bromear y se aleja cada vez un poco más… ¿Lograrán alcanzarla? ¿A qué sabrá?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este es otro de mis cuentos favoritos por numerosas razones. Sirva solo de ejemplo su cuidada edición, sus ilustraciones (acuarela sobre papel maché), la fórmula repetitiva empleada (fomentando la participación de los pequeños en el cuento), su mensaje: la ayuda y solidaridad, el trabajar en equipo para alcanzar algo que parece imposible.

Su final tampoco tiene desperdicio (a menudo las cosas están más cerca de lo que pensamos). Y bueno, hay multitud de actividades que se pueden hacer con él. Os dejo un pdf con los animales protagonistas para recortar y colorear y plastificar. Con cartulinas, papel aluminio y velcro podemos recrear el cuento y jugar con él. Muy recomendable.

Y colorín colorado, esta entrada se ha acabado.

El soldadito de plomo.

71bo0v4MxDL

Uno de mis clásicos favoritos es sin duda El soldadito de plomo de Hans Christian Andersen. Hay diversas ediciones para todos los gustos, y yo vengo a hablaros de una en particular ideal para niños con dificultades lectoras o alguna necesidad especial. Al estar orientado para los más pequeños, el final no es el original, pero en general es una adaptación muy fiel.

Como sabréis la mayoría, este simpático soldadito es creado por un artesano que, fabricando un ejército, se quedó sin plomo suficiente y el último ejemplar tuvo que conformarse con una sola pierna. El ejército es regalado a un niño, y cuando descubre al soldado diferente piensa que es porque es un valiente que perdió la pierna en alguna batalla, convirtiéndose en su favorito. El soldadito conoce a una bailarina haciendo equilibrio sobre un pie, y cree que también le falta una pierna, enamorándose de ella. Será entonces cuando el payaso bromista, también enamorado de la bailarina, piense en la forma de hacer que se vaya nuestro protagonista. A partir de ahí comenzará la aventura del soldadito, su lucha por la supervivencia…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Me encanta esta historia de superación, valentía, amor y amistad, donde se muestra que los celos y la envidia no conducen a nada y que ser diferente no equivale siempre a tener limitaciones. Esta edición pertenece colección “Un mundo de cuentos” de RBA. Es en tapa dura con páginas impermeables y pictogramas que facilitan la comprensión lectora. Hay otra versión para personas con alguna discapacidad intelectual donde solo hay ilustraciones sencillas  (y preciosas). Pinchad aquí para saber un poco más de esta edición.

Y colorín colorado, esta entrada se ha acabado.

Con las manos vacías.

“¿Y si le llevo agua de mar?
No, eso ya lo tiene, porque el mar está en sus ojos”.

9788498712377_0

Este es uno de esos cuentos que descubres por casualidad en la biblioteca y tomas buena nota para regalar a niños y no tan niños, así como para hacer algunas dinámicas de grupo.

Con las manos vacías cuenta la historia de Jana, una niña que ha sido invitada al cumpleaños de su amigo Mario. Jana no sabe qué regalarle, así que piensa en encontrar algo especial en el camino para llevárselo a su amigo. ¿Y si le lleva agua de mar? No, eso no, porque ya lo tiene en sus ojos. ¿Y si le enreda hilos de viento? No, porque el viento está en sus recuerdos. ¿Y si le regala un trozo de arcoíris? No, porque ya lo tiene, los colores están en su alegría…

De esta forma nos vamos adentrando en esta preciosa historia cargada de poesía por parte de Ana Tortosa, acompañada de las bonitas ilustraciones de Cecilia Varela, donde se muestra que lo importante es la amistad, el estar ahí, y que un buen amigo es el mejor regalo que se puede tener. El mar estará muy presente en la aventura de Jana, que irá acompañada de un pulpo y un gato en su búsqueda (hasta no hace mucho los gatos iban a bordo para controlar a los ratones), elementos que añaden originalidad y alguna metáfora al cuento, cautivando también a los adultos.

A lo largo de las páginas Jana va describiendo a Mario, va dando pistas sobre quién es, despertando la curiosidad del lector, que lo conocerá al final. Porque los mejores regalos no son los que se compran, están más cerca de lo que pensamos, y es importante que no lo olvidemos. Por eso y por mucho más, lo recomiendo sin dudar.

Y colorín colorado, esta entrada se ha acabado.