Una mariposa sobre un sombrero.

 

0046-mariposa

Nos encontramos con un cuento francamente divertido de cara a las vacaciones que tendrán los pequeños a partir de mañana. “Una mariposa sobre un sombrero” cuenta el trepidante viaje de una mariposa desde que deja de ser oruga. Recorrerá tierra, mar y aire, y su camino estaré lleno de peligros y aventuras.

Escrito e ilustrado por Bruno Gibert,  acompañaremos a lo largo de sus 48 páginas a su protagonista, una bonita mariposa que se posa en el sombrero de una mujer. Es entonces cuando un señor que va por la calle, fabricante de sombreros, ve el de la mujer y le ofrece cambiárselo por su reloj de oro. La mujer acepta y el hombre se lleva tan preciado objeto para enseñarlo a sus trabajadores y que hagan otros sombreros iguales; pero cuando llega a la fábrica la mariposa echa a volar…

2017-06-21 10.16.25

En cada frase del libro se sustituye una palabra por un dibujo, con lo que se cumplen dos finalidades muy interesantes para fomentar la lectura entre los más pequeños: por un lado, se despierta el interés por el libro como objeto, y por otro, se aprende y se trabaja el vocabulario (al final del cuento encontraremos las palabras sustituidas).

20170605_161923

Al trabajarlo con los pequeños en clase, disfrutaron mucho con el cuento, haciendo posteriormente sus propias mariposas.

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado.

 

El hombre de la flor.

“Mi abuelo siempre decía que todo el mundo tiene una gran historia…Solo hay que pararse a averiguar cuál es”.

Screenshot_2017-05-31-22-52-46-1

Si la semana pasada os comentaba que a veces no son necesarias las palabras para emocionarse con una historia, hoy reitero la misma idea y os traigo un maravilloso cuento sin palabras ilustrado por Mark Ludy.

En esta ocasión nuestro protagonista es un simpático señor apodado “El hombre de la flor”, que llega a una ciudad gris. Conforme se instala y va conociendo a los vecinos, va transmitiendo su color, y con él su optimismo, su pasión por su jardín, por las cosas sencillas, por la vida…

Detrás de cada ventana se esconde una historia que descubriremos al pasar las páginas. Así, conoceremos al artista en crisis, al hombre de la ducha, a la chica despechada, al chico melancólico etc.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este cuento, editado en tapa dura y de tan solo 28 páginas, es muy completo y ofrece distintas posibilidades. Además de la bonita historia y el mensaje que encierra, es muy entretenido por la multitud de personajes e historias que contiene, fomentando la atención sobre cuento por la multitud de detalles que hay en cada página, así como sobre el libro como objeto. Además, uno de los personajes es un pequeño ratón, Rudi, que hay que localizar en cada página, estimulando así la concentración y la agudeza visual.

Muy recomendable, para todas las edades (por supuesto, también para adultos), porque la belleza a menudo se esconde en lo sencillo.

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado.

Érase una vez… Agatha Christie para niños.

9788490651940_1

Cada vez es más frecuente encontrar en librerías y bibliotecas títulos para que los niños descubran quiénes eran y qué lograron las más grandes personalidades de la historia. Hoy os traigo un par de ellos que dan a conocer a Agatha Christie.

El primero pertenece a la colección “Pequeña y  Grande” de Alba Editorial (+5 años), centrada en mujeres diseñadoras, pintoras, escritoras, cantantes, etc. En este pequeño volumen se nos cuenta, de forma breve, amena y en rima (por Mª Isabel Sánchez Vergara), la biografía de Agatha Christie desde que era pequeña, y es que la pequeña Agatha leía por las tardes cuentos junto a su madre. Las novelas de detectives eran sus favoritas y, cuando estalló la guerra, “dejó los libros a un lado para trabajar en un hospital curando a los soldados. Allí aprendió sobre venenos y matarratas con los que quedarse tieso y estirar la pata”. Con todo lo aprendido empezó a escribir relatos que empezaban siempre con un misterioso asesinato, creando a Hércules Poirot, capaz de resolver cualquier complot, o a Miss Marple.

20170215_104213-1

Se trata de una edición de muy cuidada en tapa dura, ilustrada por Elisa Munsó, donde se combinan muy acertadamente los colores rojo y negro para presentar a los pequeños a la reina del misterio, seguramente la escritora más leída de todos los tiempos.

9788468303017

Por otro lado, también os quiero hablar de la saga creada por Ana Campoy, “Las aventuras de Alfred y Agatha”, para niños algo más grandes (+10 años), donde se plantea qué habría sucedido si los maestros del suspense más importantes de nuestro tiempo, Alfred Hitchcock y Agatha Christie, se hubieran conocido siendo pequeños, dando lugar a una serie de libros de misterios y aventuras protagonizados por ambos. Tiene web propia, donde se pueden descargar los primeros capítulos, y donde encontraréis información detallada al respecto (pinchad aquí).

Y colorín colorado, esta entrada de ha terminado.

Yo mataré monstruos por ti.

“El tamaño de los monstruos dependerá del miedo que les tengas. Si te sientes valiente verás al monstruo pequeño y cobarde.”

11250925_748080781957690_4282822248512221420_n

Que levante la mano quién no ha tenido miedo en su niñez al pensar en los mundos que podían ocultarse debajo de la cama. Pues justo eso es lo que le pasa la Martina, la protagonista de este maravilloso cuento.

Martina está convencida de que por debajo de su cama y de su habitación hay una civilización de monstruos que viven cabeza abajo. Nuestra pequeña no puede dormir . Teme que al dejar caer el brazo o los pies de la cama un monstruo la agarre y la obligue a vivir cabeza abajo. Sus padres le dicen que no tema, que ellos matarán monstruos por ella. Finalmente Martina se duerme y… ¡sueña con una niña monstrua llamada Anitram!

nincc83a-monstrua

Anitram (Martina al revés) está recubierta de pelo rosa y es bastante rechoncha; viene del mundo de los monstruos, donde también llueve, anochece y existe el miedo. Anitram tampoco puede dormir por las noches pensando en la civilización de humanos que se esconde bajo la cama y bajo el suelo de su habitación. Una noche, al quedarse dormidas, Martina y Anitram dejan caer sus brazos hacia el suelo y se tocan: “Nadie sabe cómo ocurrió, son ese tipo de cosas mágicas que suceden por la noche, cuando soñamos”. Es entonces cuando ambas descubren que se tenían miedo porque no se conocían.

Este cuento es simple y llanamente, una maravilla. De tapa dura, con tipografía infantil y unas preciosas ilustraciones en tono pastel, el cantante y compositor de “Love of Lesbian”, Santi Balmes, entró por la puerta grande de la literatura infantil con este título acompañado de las ilustraciones de Lyona. Una historia sobre el miedo a lo desconocido ideal no solo para los niños, ya que, como os digo, es una joyita apta para todos los públicos.

captura

Existe una versión interactiva (pinchad aquí para iOS y aquí para Android). Es un cuento que da mucho juego para trabajarlo con los pequeños. En mi caso, tras leerlo y hablar de temores infundados, hicimos unos imanes de monstruos con viejos e inservibles cds. Cada uno hizo el monstruo a su gusto, pegando un imán por detrás para poder pegar sus simpáticas creaciones en la nevera.

Y colorín colorado, esta entrada de ha terminado.

¿Puede pasarle a cualquiera?

“Hoy, después de salir de la escuela, Balzo va con su mamá de compras. Entran en una tienda de esas donde los niños no pueden tocar nada. Pero el tiempo pasa y Balzo se aburre como una ostra…¡ Y además no hay ni una silla donde sentarse! Mamá en cambio, se lo pasa en grande tocándolo y manoseándolo todo de lo lindo.”

1194

A veces olvidamos que los niños son niños. Queremos que su comportamiento sea impecable en cualquier lugar y en cualquier circunstancia y, si no resulta ser así, con frecuencia perdemos la paciencia, les regañamos o castigamos cuando no lo haríamos con un adulto en la misma situación.

Este bonito cuento de Mar Pavón,  ilustrado por Sonja Wimmer, cuenta la historia de Balzo, un niño que al salir del cole acompaña a su madre a una tienda donde no puede tocar nada y donde su madre se entretiene bastante. Balzo comienza a aburrirse, por lo que juega a imaginarse que es un gusanito. En un descuido, causará un estropicio  y se hará un chichón en la cabeza, pero ni a su madre ni al vendedor parece importarles esto último, ya que lo riñen como si lo hubiera hecho adrede. Ya en casa, Balzo presencia un pequeño incidente doméstico en el que su madre rompe un jarrón muy valioso y su padre, lejos de enfadarse, le dice con voz tranquilizadora que no se preocupe que puede pasarle a cualquiera. Balzo no entiende nada…

puedepasar12

Estamos ante un cuento apto para niños y no tan niños, por el mensaje sencillo que contiene y por invitar a los mayores a la reflexión sobre la paciencia y la tolerancia que tantas veces olvidamos, porque son muchas las veces que reprendemos sin contemplaciones a nuestros pequeños en situaciones a la que no daríamos tanta importancia si somos nosotros los causantes.

“Porque esta, creedme, es la mejor frase que se le puede decir a alguien (da igual si es niño a adulto) que acaba de romper algo sin querer. Puede pasarle a cualquiera.”

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado.

La casa de los ratones.

la-casa-de-los-ratones

La originalidad en el planteamiento del cuento que os traigo es indiscutible y en cuanto lo vi tuve claro que tenía que leerlo. La artista y autora Karina Schaapman dedicó años a construir y decorar La casa de los ratones, el escenario de este álbum infantil. La casita está fabricada con cajas de cartón y cartón piedra, con telas antiguas y toda clase de materiales reciclados (cerillas, botones, tapones de botella…). Tiene más de cien habitaciones, pasillos y espacios exteriores. Los ratoncitos que la habitan también han sido diseñados y creados por Karina.

Los cuentos de Sam y Julia fueron surgiendo como por arte de magia mientras construía la casa. Nuestros pequeños protagonistas roedores son vecinos y muy diferentes entre sí. Julia vive con su madre en una habitación muy diminuta. No tiene padre, ni hermanos, ni abuelos. Es una ratoncita muy curiosa y extrovertida. Por su parte, Sam pertenece a una familia numerosa; vive con sus padres, hermanos, tíos y abuelos. Es muy tímido.

Estamos ante un maravilloso cuento que reivindica la sencillez de las cosas, así como la tolerancia y el respeto entre amigos. Sam y Julia son muy diferentes en muchos aspectos, pero lo comparten todo y son amigos. Juntos viven sus aventuras, aventuras muy sencillas que evocan esos tiempos en los que los niños eran felices pasando las horas en la calle con un paquete de pipas, una pelota, una comba y poco más, porque la diversión de estos pequeños ratones está en tener un escondite en el edificio donde viven, ayudar al “trapero” que va una vez por semana a recoger la ropa que ya no sirve, hacer tortitas, ayudar en casa y disfrutar de los eventos familiares.

29705-0_h6twuuw

Un libro en una preciosa edición grande, en tapa dura, muy visual, que considero imprescindible para los más pequeños, tanto por su continente como por su contenido, ideal para transmitir el valor de la sencillez en las cosas y poner en marcha la creatividad construyendo nuestra propia casa de ratones, porque como dice la madre de Julia “Los cuentos son la mejor medicina”.

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado.