La pequeña oruga glotona.

Photo 20150709153729776

Hace ya meses que os hablé del escritor e ilustrador  Eric Carle. Ya entonces os comentaba que sus historias siempre son sencillas, educativas y, en muchas ocasiones, cargadas de valores. A ello hay que añadir que sus ilustraciones, empleando técnicas mixtas, están llenas de vida y color, lo que lo convierte en un referente y en uno de mis autores favoritos en la materia.

La pequeña oruga glotona es ideal para explicar a los primeros lectores la metamorfosis por la que pasa una oruga desde que nace hasta que se convierte en mariposa.  Vamos pasando las páginas, y en cada una de ellas encontramos el día de la semana en que estamos y lo que come la oruga glotona (¡del hambre que tiene hace agujeros en el libro y todo!) con lo que los niños también aprenden a reconocer alimentos, los días de la semana y los números, con unas ilustraciones muy llamativas.

Ni que decir tiene el juego que da esta historia para trabajarla con los pequeños. En mi caso he recurrido a su versión en inglés para que los peques aprendan el vocabulario que os comentaba (días de la semana, frutas, números…) y en castellano como animación a la lectura, contando el cuento y haciendo al final los peques su propia mariposa.

Captura

En cuanto a las ediciones…nuevamente hay todo un abanico donde elegir: pop-up, en castellano, en inglés, tamaño mini, tamaño maxi…Y solo hay que echar un vistazo por la red para encontrar diversos recursos para llevar a cabo actividades complementarias al cuento. Yo os dejo el enlace del material para descargar de la propia página del autor (pinchad aquí), pero insisto en que hay miles de ideas para sacarle el máximo rendimiento a esta didáctica historia.

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado.

Anuncios

Asómate al bosque.

9788491011460_04_g

Asómate al bosque es un divertido libro para  primeros lectores. Con él se adentrarán en un simpático boscaje y conocerán a ciervos, osos, pájaros, zorros, castores y muchos más.

20170426_100342-1

En una edición de cartón resistente, los pequeños pueden jugar a localizarlos en cada escena levantando las solapas,  y a la vez conocer los datos curiosos sobre los animales que se encuentran en los márgenes.

Es un libro muy didáctico, con unas ilustraciones y colores muy llamativos. Está lleno de pequeños agujeros y solapas para ir descubriendo lo que esconde el bosque. En esta serie también podréis encontrar “Asómate a la selva”. El entretenimiento está asegurado.

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado.

El monstruo de colores.

portada-del-monstruo-de-los-colores-1-638

Dice el escritor y maestro José María Toro que de qué sirve que un niño sepa colocar Neptuno en el Universo, si no sabe dónde poner su tristeza o su rabia.  Y es que los niños crecen creyendo que sentirse frustrado, triste o enfadado está mal, muy mal, hasta tal punto que en muchas ocasiones son castigados por ello, independientemente de la causa que haya dado lugar a su malestar. Llega un momento en que el niño contiene y oculta ciertas emociones por temor a las consecuencias de mostrarlas abiertamente.

Afortunadamente, de un tiempo a esta parte las cosas van cambiando y la educación emocional está presente en las aulas. En el campo de la literatura infantil es toda una tendencia la edición de cuentos sobre las emociones, bonitas  historias donde hay un mensaje claro: no pasa nada por sentirse mal, triste, enojado. Simplemente hay que aprender a gestionarlo de la mejor forma posible.

monstre-doble-01

Hoy os traigo uno de esos cuentos, uno muy conocido,  de mis favoritos en la materia. Se trata de El monstruo de los colores, de la diseñadora gráfica y periodista Anna Llenas. En él, conocemos a un simpático monstruo que una mañana se levanta confuso, aturdido, lleno de colores mezclados,  no sabe qué le pasa. Se ha hecho un lío con sus emociones. Una amiga acude en su ayuda para que pueda identificarlas,  separarlas y colocar a cada una en su sitio. Así, le enseñará que la alegría es contagiosa, brilla como el sol y es amarilla, o que la tristeza es azul, suave como el mar, dulce como los días de lluvia, y así sucesivamente hasta completar todas las emociones y relacionarlas con su color correspondiente.

Estamos ante un cuento sobre autoconocimiento muy divertido, con unas ilustraciones muy artísticas, coloridas y llamativas, como no podía ser de otra forma con Anna Llenas. Tiene multitud de opciones a la hora de trabajarlo con los pequeños. Hay una versión en videocuento, así como varias versiones del cuento en papel (una pop-up), y en la propia página web de la autora (pinchad aquí) hay material descargable. Yo lo he trabado en clase de inglés y en animación a la lectura. Los pequeños realizaron una ruleta de las emociones y un emociómetro. Muy recomendable.

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado.

Soy un caballo.

soy-un-caballo

Érase una vez un camello desencantado y aburrido con la vida que llevaba. Trabajaba en un circo, donde repetía tres veces al día la misma función junto a un león. Un día decidió dejarlo todo para cambiar de vida. El camello se marchó a la ciudad y vio un anuncio donde se buscaba un caballo y un guardia para patrullar los parques públicos. No lo dudó, quería ese puesto de trabajo para él. Cuando acude a la entrevista, el empleado de la Oficina de Parques y Jardines no ve tres en un burro, por lo que parece que pasar la prueba será fácil , pero seguirá corriendo el riesgo de que su nuevo compañero de trabajo lo rechace, ¿conseguirá pasar desapercibido?

“Soy un caballo” es un divertido cuento cargado de color, entretenimiento y optimismo, ideal para leer con los más pequeños. Se trata de una edición  en tapa dura muy cuidada, narrada por Bernard Friot e ilustrada, de una forma colorida y muy original,  por Gek Tessaro.

20170118_101448

Estamos ante un cuento que nos habla de identidad, de la importancia de ser uno mismo y de conseguir lo que te propongas, valores representados en el camello. Desde que se lanza a la búsqueda de una nueva vida, su actitud es optimista; hasta el simple hecho de encontrarse con un semáforo de color azul lo interpreta como una buena señal del destino. De igual forma, cuando su compañero le pregunta extrañado si es un caballo, responde tranquilamente que tiene cuatro patas, pezuñas, dos orejas, dos ollares, cola, como un caballo…porque no está prohibido soñar y perseguir nuevas metas en la vida.

Además, para disfrutar más de la lectura, en la web de la editorial se puede descargar una ficha de lectura compartida para hacer varias actividades muy didácticas y entretenidas relacionadas con el cuento. Para descargarla, pinchad aquí.

Y colorín colorado, esta entrada se ha acabado.

Buscar.

cubierta-buscar-copia

Olga de Dios es de esas personas que resultan inspiradoras. Es una autora e ilustradora para la infancia. Su trabajo, como  explica en su web, se centra en la transmisión de valores solidarios y algunos temas sobre los que considera deben generarse más referentes para la infancia. Seguramente la conozcáis por su “Monstruo Rosa”, su primer libro que ha resultado ser un éxito a nivel nacional e internacional y que le ha permitido dedicarse por completo a escribir cuentos, pero Olga tiene más trabajos realizados, y una gran generosidad, pues algunos de ellos los comparte libre y abiertamente. También facilita material para trabajarlo en clase o en casa con los pequeños. Toda esta información la podéis ver en la web. Vamos entonces a hablar un poco de este título que os traigo hoy: Buscar.

Esta es la historia de un personaje al que llamaban Bu, porque estaba todo el día buscando. Siempre caminaba cabizbajo, lo único que veía era el suelo . Cada día, pasaban vecinos y amigos que le saludaban y preguntaban qué hacía, a lo que él siempre respondía, mirando al suelo: “buscar”. Un día le sucede algo que le obliga a levantar la mirada, y entonces descubrirá las pequeñas maravillas que le rodean y aprenderá a disfrutar de ellas.

La historia es muy visual, se desarrolla con poco texto e ilustraciones sencillas, colores claros. Bu casi no tiene color, en contraste con los personajes que se va cruzando: alegres, optimistas y coloridos. Conforme avanza el cuento , el color también gana protagonismo y nos encontraremos con unas ilustraciones preciosas y llenas de vida.

04_barrio_copia

A veces tenemos delante las cosas y no las vemos, y curiosamente puede ser un contratiempo el que nos haga reaccionar, como le sucede a Bu. Perdemos demasiado tiempo buscando cosas, persiguiendo sueños, un destino, y a veces olvidamos disfrutar del viaje, de las personas que tenemos a nuestro lado y de las pequeñas grandes cosas que nos rodean. Una historia muy optimista que considero imprescindible para los pequeños.

guardas_03

Además, al finalizar la lectura, encontraremos (en las guardas) a todos los personajes que aparecen en la historia para poder jugar a buscar y encontrarlos en las ilustraciones.

Y colorín colorado, esta entrada se ha acabado.

El gran libro de Josefina (busca y encuentra).

ij00534001

Los libros tipo “busca y encuentra” siempre son un acierto para los más pequeños. Resultan muy entretenidos, despiertan el interés hacia los libros a la vez que estimulan la agudeza visual y la concentración. Por ello, hoy os traigo “El gran libro de Josefina. Busca y encuentra”.

Se trata de una edición grande y llamativa (23 x 51 cm aproximadamente), cartonada y resistente, donde conoceremos la granja esta simpática vaca, Josefina. Un lugar repleto de cosas por descubrir: una cebra, un pollito pirata, un huerto…

josefina1

En los márgenes de cada página veremos las imágenes que debemos encontrar a lo  largo de la historia. Su creador, Alexander Steffensmeier es un joven autor e ilustrador alemán nacido en 1977, que desde el año 2003 se dedica a la ilustración de libros infantiles. La serie de la vaca Josefina ha sido un éxito de ventas en su país natal, desde la publicación del primer título en el año 2006. En torno a ella se han hecho libros de colorear, libros de cocina para niños. En nuestro país ya hay publicados varios libros de la serie.

Un cuento que da mucho juego, pues tras localizar los objetos en el libro, podemos jugar con los pequeños a buscar y encontrar al pequeño peluche de la vaca Josefina.

Y colorín colorado, esta entrada se ha acabado.

Érase una vez… 1, 2, 3, ¡Respira!

9788490695234

No es ninguna novedad que la paternidad a veces puede resultar muy estresante y no siempre es fácil mantener la calma, especialmente en los momentos de pataleta. No obstante, no hay que dejar que esas situaciones nos superen, y por eso hoy os traigo un título dirigido a los padres.

Carla Naumburg, trabajadora social clínica, escritora y madre, es la autora de “1, 2, 3, ¡Respira!”, una guía muy interesante y sencilla para ayudar a padres e hijos (de 3 a 10 años) de forma consciente,  a superar los retos del día a día. El libro contiene numerosos consejos y propuestas de juegos, actividades y ejercicios basados en la técnica del mindfulness, cada vez más conocida en una sociedad moderna que dificulta en muchos aspectos que los niños mantengan la atención centrada en una sola cosa, y donde no dejan de aumentar los diagnósticos de TDAH.

El mindfulness consiste en darse cuenta de lo que está ocurriendo aquí y ahora de forma amable y con curiosidad, para luego decidir qué queremos hacer con lo que percibimos. El libro se divide en dos partes: en la primera se aprende sobre la técnica, cómo funciona, qué beneficios proporciona etc. En la segunda, encontraremos diversas y sencillas formas de integrar las mencionadas técnicas en la vida familiar.

Hay que tener presente que no existen los milagros y que los resultados no se van a ver en los primeros días, puede que tampoco en las primeras semanas. El estrés, las pataletas y la sensación de verse sobrepasados por las circunstancias son inevitables, pero este libro ayuda a restaurar la paz y la calma con métodos efectivos y accesibles para todos. Sin duda, muy recomendable.