En busca de los elefantes.

23000248_1777540955620566_648629439597514273_o

Guadalupe Eichelbaum es una escritora argentina afincada en Málaga cuyos libros me han sido recomendados en alguna ocasión por personas que no se conocen entre sí, por lo que sabía que tarde o temprano probaría a leerla. Su última publicación, “En busca de los elefantes”, tiene en la portada un galgo, y fue ese pequeño detalle lo que me hizo decirdirme por este título.

Arturo es un niño entrando en la adolescencia que tiene un accidente de tráfico al ir en moto con su hermana Carlota. Estando en el hospital, observa a su familia triste y desesperada y descubre con pavor que ni pueden verle ni oírle: está muerto.

Pero nuestro protagonista no está solo. Tendrá como compañía a un perro, Toby, el galgo que tenía su familia y que falleció hace mucho; también contará con la compañía de una hormiga a la que aplastó cuando era un niño chico, y un pez al que mató sin querer en un estanque también en su infancia. En esta nueva situación, los animales se pueden comunicar con él sin problemas. ¿Qué está pasando? ¿Qué sentido tiene que esos animales se conviertan en lo más parecido que vaya a tener a una familia?

Arturo descubrirá que ser una especie de fantasma no es como lo cuentan las series o películas y, pasado el desconcierto y shock inicial, emprenderá una nueva vida cargada de aventuras capitaneando esta singular pandilla. En una de ellas, conocerá a Elisa, una niña que tiene el don de ver a las personas fallecidas. Ella jugará un papel fundamental en la “vida” del resto de los personajes.

Con un estilo muy sencillo, la autora nos introduce en un cuento muy ameno sobre la amistad y la lealtad, enseñándonos que el camino también hay que disfrutarlo, porque a veces es incluso  más importante que el destino. Nuestra pandilla protagonizará varias aventuras y Arturo contemplará, no sin cierta añoranza, cómo la vida sigue adelante para los que siguen vivos. Un libro, en definitiva, muy entretenido.

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado.

Anuncios

Un paseo con Mary Poppins.

“En la calle del Cerezo, hace un día soleado. 

Dan ganas de ir a jugar y disfrutar de un helado.

Michael y Jane van al parque para volar su cometa.

¡Cómo sube! Entre las nubes, se pierde su silueta.

Pero, de pronto, ¿qué ven al otro extremo del hilo?

Una figura desciende…Los niños están en vilo”.

120065_Cub_MaryPoppins_EvWeb

Semana de vuelta a la realidad tras las vacaciones de Navidad. Y para hacerlo todo más llevadero, hoy os traigo un cuento muy especial, un regalo de los Reyes Magos. Mary Poppins es uno de mis personajes favoritos en la literatura infantil y juvenil, y no me había dado cuenta de que no había hablado de ella por aquí. Os aseguro que lo haré en más de una ocasión, porque sobre ella hay mucho que decir.

“Un paseo con Mary Poppins” es una adaptación algo libre del clásico de P.L. Travers. En ella, Jane y Michael van al parque a hacer volar su cometa. Allí se encontrarán con Mary Poppins, con quien pasearán por Londres y vivirán mágicas aventuras.

Estamos ante una pequeña obra de arte donde lo más importante no es el texto (muy breve), sino las maravillosas y detalladas ilustraciones troqueladas en blanco y negro que hacen que te detengas página a página y las observes durante un buen rato. Editado en tapa dura, disfrutaremos del gran trabajo que Hélène Druvert ha hecho con esta adaptación. Os dejo pocas imágenes, porque creo que no hacen justicia y que debe ser una sorpresa el descubrir su interior.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

No obstante, creo que debo hacer una advertencia: aunque está orientado a los niños, yo creo que es más bien una joya de coleccionismo para adultos. En la etiqueta de la entrada lo aconsejo a partir de los seis años, pero en todo caso acompañados por un adulto. Las ilustraciones troqueladas son frágiles, hasta el punto de que si no tienes cuidado al pasar las páginas pueden estropearse e incluso romperse, y es que, en esta ocasión, insisto, creo que estamos ante una pequeña obra de arte para los adultos que crecimos con Mary Poppins.

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado.

 

 

Vacaciones.

Hago esta breve entrada para comentaros que Cazando Cuentos se toma unas vacaciones hasta septiembre, fecha en la que volveré con alguna novedad. El blog descansa, pero en las redes seguiré activa con el recordatorio de algunas entradas, fotos etc… Hasta entonces,  ¡que tengáis buen verano!

Cartel vacaciones

 

Vincent.

81L3X33JlBL

Barbara Stok (Holanda, 1970) es una artista muy conocida en su país por sus tiras cómicas rebosantes de franqueza y con carácter autobiográfico. Vincent es su creación más internacional y con la que más se ha dado a conocer, convirtiéndose en la novela gráfica más difundida de los Países Bajos.

Stok invirtió más de dos años en terminar esta obra, que se centra en el tiempo que el pintor pasó en el sur de Francia (donde soñaba fundar una residencia para artistas en la que  vivir y trabajar dedicados al arte, un sueño truncado por su enfermedad mental),  y en la relación con su hermano Theo,  que creyó en él,  lo acompañó y cuidó hasta el final.

20170628_171114-1

A lo largo de las páginas y de sus bonitas viñetas nos acercaremos al carácter obsesivo y apasionado  de Vincent, sus ideas sobre el éxito, el fracaso y  el sentido de la vida.

Una propuesta muy completa y equilibrada desde el punto de vista visual y narrativo. Una opción interesante para acercarnos a esta fuente inagotable de inspiración que fue Van Gogh. Un libro que recomiendo tanto a jóvenes como a adultos. Para niños, sin embargo,  hay otros más apropiados y adaptados con muchas opciones para trabajarlos que ya os comentaré en otra ocasión.

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado.

La vida es sueño.

Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño;
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.”

IJ00567401-732x1024

Pedro Calderón de la Barca (1600-1681) fue conocido principalmente por ser uno de nuestros más insignes literatos barrocos del Siglo de Oro, destacando sus obras de teatro.

La vida es sueño es considerada su más importante comedia filosófica y la que mayor repercusión ha tenido dentro y fuera de nuestro país. En ella se cuenta la historia de Segismundo, príncipe de Polonia e hijo del Rey Basilio, quien vive cautivo y alejado de todo contacto con el ser humano, a excepción de Clotaldo, quien le atiende y alimenta. Su cautiverio se debe a que el rey da crédito a los hados y adivinos, quienes pronostican que si deja ser rey a su hijo será el monarca más impío, cruel y traidor que haya existido nunca.  Pero Basilio tiene dudas y sentimiento de culpabilidad, por lo que decide darle una oportunidad a su hijo. Cuando Clotaldo le explica a Basilio su origen y el porqué de despertar un buen día en la corte, las previsiones se cumplen y Basilio se muestra soberbio y despiadado, por lo que lo narcotizan y vuelven a encerrarlo haciéndole creer que la experiencia vivida ha sido un sueño. Sin embargo, el pueblo ya ha tenido la oportunidad de conocer su existencia,  y lucharán por él como legítimo sucesor de Basilio.

Son diversos los temas que se tratan en la obra a través de sus personajes (Rosaura, Clarín, Astolfo y Estrella, además de los ya mencionados): astros y horóscopo, predestinación y libre albedrío, el poder, el concepto de honor, las relaciones entre padre e hijo y, especialmente, la vida como sueño.

20170606foto_104213

La obra nos muestra una metáfora relacionada con el desengaño y la brevedad de la vida. Se identifican los valores y las apariencias de la vida humana con un sueño, y es por esa comparación por la que el autor nos invita  a reflexionar y a hacer el bien, ya que cada uno es responsable de su comportamiento.

Esta edición de Anaya, a cargo de Lourdes Yagüe Olmos e ilustrada por Óscar T. Pérez,  pertenece a los “Clásicos Hispánicos” y es muy recomendable para los estudiantes que se acercan por primera vez a este tipo de obras, pues contiene una introducción exhaustiva que sitúa al lector en el contexto histórico, social y cultural de la época, además de analizar minuciosamente la obra al final y proponer diversas actividades para trabajarla con los jóvenes. Una pequeña joya también para adultos.

El hombre de la flor.

“Mi abuelo siempre decía que todo el mundo tiene una gran historia…Solo hay que pararse a averiguar cuál es”.

Screenshot_2017-05-31-22-52-46-1

Si la semana pasada os comentaba que a veces no son necesarias las palabras para emocionarse con una historia, hoy reitero la misma idea y os traigo un maravilloso cuento sin palabras ilustrado por Mark Ludy.

En esta ocasión nuestro protagonista es un simpático señor apodado “El hombre de la flor”, que llega a una ciudad gris. Conforme se instala y va conociendo a los vecinos, va transmitiendo su color, y con él su optimismo, su pasión por su jardín, por las cosas sencillas, por la vida…

Detrás de cada ventana se esconde una historia que descubriremos al pasar las páginas. Así, conoceremos al artista en crisis, al hombre de la ducha, a la chica despechada, al chico melancólico etc.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este cuento, editado en tapa dura y de tan solo 28 páginas, es muy completo y ofrece distintas posibilidades. Además de la bonita historia y el mensaje que encierra, es muy entretenido por la multitud de personajes e historias que contiene, fomentando la atención sobre cuento por la multitud de detalles que hay en cada página, así como sobre el libro como objeto. Además, uno de los personajes es un pequeño ratón, Rudi, que hay que localizar en cada página, estimulando así la concentración y la agudeza visual.

Muy recomendable, para todas las edades (por supuesto, también para adultos), porque la belleza a menudo se esconde en lo sencillo.

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado.

Hija única.

Una niña perdida…

Un misterioso ciervo…

Un mundo mágico y extraño…

Una huida a través de la imaginación…

bf73bf_377b8d97fad34afabb592914f877d021-mv2

Dicen que una imagen vale más que mil palabras y este título que os traigo hoy es un claro ejemplo. A veces no son necesarios extensos párrafos para contarnos una historia; bastan unos dibujos, no solo para relatarnos algo, sino para llegar a nuestro corazón.

“Hija única” anda a caballo entre el cuento y la novela gráfica. Aunque la historia que cuenta pertenece al género fantástico, la autora, Guojing, en una nota al principio nos aclara que está inspirada en hechos reales y que refleja los sentimientos de aislamiento y soledad que experimentó al crecer en la China de los 80, estando activa la política del hijo único.

El libro, editado por Pastel de luna en tapa dura y con una edición muy cuidada, muestra la historia de una niña que se encuentra sola en casa al estar sus padres trabajando. Se pone a jugar y hacer diferentes actividades para distraerse, hasta que finalmente se aburre. Decide entonces ir a casa de su abuela y hacerle una visita, pero se queda dormida en el trayecto del autobús, se pasa la parada y se pierde en un bosque. Allí se encontrará con un ciervo, que la transportará a un mundo mágico, pero alejada de su familia. ¿ Encontrará el camino de vuelta?

bf73bf_e80698c1e4fc41d09dde97532938b2bf-mv2

Sin necesitad de texto alguno, con unas sencillas ilustraciones a carboncillo, vamos siguiendo a la pequeña protagonista a través de las páginas y compartimos sus aventuras en compañía del misterioso ciervo, su nuevo amigo. Con él no se siente sola y vive nuevas experiencias, aunque no deja de echar de menos a su familia, debiendo tomar finalmente una decisión al respecto.

Estamos ante un cuento maravilloso que ha sido premiado como mejor libro ilustrado de 2015 por el New York Times. Sencillo, tierno y emocionante. Confieso que se me escaparon algunas lágrimas en algún momento. Imprescindible porque, como dice la propia autora, es muy fácil perderse, pero si se busca con tenacidad, siempre es posible encontrar algo que te lleve de vuelta a casa.

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado.