¿Qué te contaría si pudiera hablar?

IJ00590601

Hoy os traigo uno de esos títulos a los que no te puedes resistir. Para empezar, su tamaño (26cm x 26cm), su llamativa portada roja con el título en letras doradas y la presencia de un perro, mi debilidad. Tenía que leerlo.

Podría hablar aquí de los beneficios que aporta tener una mascota en casa, pero nunca terminaría, así que iré directa al grano y os hablaré de nuestro protagonista, un perro sin nombre (será el pequeño lector el que pueda hacerlo suyo, si quiere). Es muy travieso: achucha, lame la cara y las gafas de su pequeño compañero de vida (un niño), pero también escarba en la alfombra, mancha la escalera, roba zapatos y calcetines, se escapa para perseguir a pájaros, ¡incluso persigue a una vaca!

Nuestra joven mascota no puede parar, y eso hace que los padres de su joven dueño piensen en deshacerse de él, pero no hará falta: una noche lluviosa, el perro se asusta con la tormenta y sale corriendo, perdiéndose y sin tener ni idea de cómo volver. ¿Irá la familia en su busca? Tendréis que leerlo para saber cómo acaba esta historia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Me ha encantado este cuento, sus ilustraciones son grandes y llamativas, el texto sencillo y rimado, pero lo mejor, sin duda, es el mensaje: la necesidad de tener presente que un perro no es un juguete, que no piensa ni actúa como un humano, que su forma de manifestar cariño (coger una prenda que lleva tu olor) puede no entenderse, así como otras reacciones, pero por encima de todo necesitan unas pautas en su educación, paciencia, respeto y nuestra protección.

 Un libro fantástico que ofrece una imagen muy real de lo que es un perro, un maravilloso instrumento para trabajar en las aulas y concienciar a los niños (y no tan niños) sobre la responsabilidad que supone tener uno en casa.

Y colorín colorado, esta entrada se ha terminado.

Anuncios

5 comentarios en “¿Qué te contaría si pudiera hablar?

  1. Qué guay lo de que le pongan nombre los niños. Y mira, les viene muy bien también a los padres que a veces parece que no tienen sentido común y traen perros a casa como si fueran furbys.
    Claro que lo van a buscar. Cómo no. Me acabo de acordar del anuncio aquel de Pipín, en el que sonaba la sinfonía del Nuevo Mundo de Dvorak. Lo que no recuerdo es qué anunciaban. Voy a ver.
    Besos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s